Club Obras Sanitarias

Roitman proyecta un gran 2017

Oscar Roitman, entrenador y encargado del tenis de mesa en Obras, habló sobre los nuevos desafíos que abordará su disciplina en este año, luego de un gran 2016, en el que sus alumnos mostraron grandes progresos en cada una de las competencias. Además se refirió al gran programa que el club esta desarrollando con su colaboración, y recordó que este año se incorporarán dos chicos con ascendencia china, Kevin y Divina Ding, dos de los mayores prospectos que tiene el deporte a nivel nacional.

-¿Qué torneos afrontarán este año?

Tenemos varios compromisos. Uno de ellos es repetir la FACCMA, que es la liga de los colegios macabeos, y la otra es que los chicos comiencen a competir en niveles federativos, en las distintas ligas locales.

-¿Quiénes son los chicos que estarán participando este año?

La gran mayoría son alumnos de la escuela. Tendremos la incorporación de dos jugadores de Bahía Blanca que se están viniendo a Buenos Aires: Divina y Kevin Ding. Divina llega como campeona Sudamericana en su categoría (sub 13). La idea es que aporten mucho al equipo. Van a ser presentados el 4 de abril en el club.

-¿Cuáles son sus desafíos?

Nuestra meta principal es seguir creciendo, tanto en número como en calidad. Otro reto es que los chicos aprendan a competir de igual a igual con otros de su edad. Luego veremos los resultados que se dan.

-¿Cómo has notado el crecimiento de la disciplina en el club? ¿De qué manera crees que puede fortalecerse el desarrollo de la misma?

Sin dudas el crecimiento ha sido enorme. La incorporación al deporte federado que vamos a hacer este año es una gran muestra del desarrollo sostenido que ha tenido el tenis de mesa. Hay una apuesta muy importante, tenemos un buen lugar físico donde vamos a desempeñar nuestro trabajo. Creo que estamos bien encaminados, hay un proyecto de vincularse con otras instituciones de la zona para aumentar la cantidad de competencia, lo cual siempre ayuda.

-Personalmente, ¿qué te gustaría lograr durante el 2017?

Mi objetivo es que los chicos la pasen bien, que disfruten, aprendan, y que el tenis de mesa les sirva como herramienta para que sean mejores personas día a día. Eso es lo fundamental, y con eso voy a estar más que satisfecho. El resto llega solo.