Club Obras Sanitarias

Balance anual del taekwondo

El taekwondo es una de las artes marciales que ha crecido bastante en Obras en este 2016 que se está yendo. La disciplina funciona dentro del programa de Escuelas Deportivas que tienen el club y el Instituto y al momento cuenta con un grupo de 27 chicos de primero a séptimo grado, sumado a tres nenes de jardín que están en un proceso de adaptación. La buena noticia es que, gracias a la confianza de las autoridades escolares y de los padres, en 2017 esos alumnos que pasaron a primer año del secundario podrán continuar practicando este deporte.

Adriana Lo Giusto, instructora internacional ITF y quinto DAN, es la entrenadora que lleva adelante el trabajo hace ya tres años. «Estoy muy conforme con lo que se hizo. Se están cumpliendo las expectativas que tenía», remarcó.

«El balance es muy bueno, terminamos con 27 chicos. El grupo se consolidó mucho. A fin de año rindieron para su última graduación. La disciplina, la organización y la competencia son aspectos que anduvieron muy bien. Además, en 2017 vamos a entrar a más campeonatos», se mostró conforme Lo Giusto.

La profesora repasó las actividades que se llevaron a cabo a lo largo del año.
«Estamos afianzando la actividad. Por suerte el grupo está evolucionando. Este año, los chicos fueron a un curso de capacitación en técnicas de lucha y después participaron de algunos torneos nacionales, donde varios de ellos lograron primeros y segundos puestos. Lucas Marino, Inés Meincke, Lautaro Telmo y Tiago Vega fueron algunos de los que se destacaron. También organizamos un torneo interno que estuvo muy bien logrado», explicó.

Como en todo arte marcial milenario, la idea es transmitir valores que servirán para la vida. «Tratamos de enseñar valores como el respeto, el compañerismo, la humildad y la cortesía. Articular esto con la escuela es fundamental para nosotros. Queremos que los chicos sean perseverantes a la hora de practicar para querer mejorar algo, ya sea en el deporte, en en colegio o en la vida», comentó Lo Giusto.

Y cerró: «Nosotros siempre aprendemos del que tenemos a la derecha y enseñamos al que tenemos a la izquierda. Esto tiene que ser un trabajo grupal. A la vez, hago mucho hincapié en el comportamiento dentro de la escuela. En este sentido, estamos en pleno contacto con los padres para que nos ayuden desde casa».