Club Obras Sanitarias

La escuelita de tenis tuvo su primer encuentro

Se llevó a cabo el primer encuentro de la escuelita de tenis de Obras en las canchas de la institución de Núñez. Del mismo participaron los propios alumnos, tanto del Instituto como los externos, algunos chicos del Complejo Deportivo Obras de Alcorta, y los padres de los niños, que pudieron presenciar la clase e interactuar. El evento estuvo a cargo de los profesores Antonella Di Pietro y Jorge Dargair.

Antonella describió con un poco más de detalle de qué se trató la jornada: “Vinieron los chicos de escuelita y cuatro nenes más del otro club. Como no había tantos chicos de afuera, hicimos participar a todos los padres y estuvo bueno. El encuentro se trató de que los padres vean el entrenamiento que tienen los nenes en la escuela de tenis y que participen en los juegos finales”.

Luego, profundizó: “Hicimos la primera parte de la clase toda de técnica de drive, revés y de saque, para que los papás vean. Después, en la otra mitad, hicimos juegos como el Prisionero, Vale todo, Vuelta al mundo, Reyes y reinas. A los padres les gustó, querían jugar con sus hijos, así que todo lo que recibimos fueron halagos, diciendo que los chicos la pasan bien y que les gustó la clase”.

Siempre se dice que lo más importante es lo recreativo, que los alumnos aprendan y principalmente se diviertan. Esto se reflejó, por supuesto, en la tarde que vivieron todos en Obras: “A los chicos los vi re bien, disfrutaron un montón, les pregunté y dicen que les gustó, que la pasaron bien. Yo creo que esto que hicimos estuvo bueno por el hecho de que los papás vengan a ver qué es lo que hacen los chicos en las clases de tenis”, destacó Di Pietro.

Para concluir, y con respecto a lo que se viene en un futuro, además de las típicas clases de todos los lunes y miércoles, de 16 a 18, Antonella comentó: “Tenemos pensado repetir otro encuentro con el mismo club pero con otros profesores, y tenemos pensado con los chicos de secundaria participar en un torneo municipal de tenis de Vicente López, que es después de las vacaciones. También tenemos pensado hacer un encuentro con otro club, de Palermo, que sería con algunos de los chicos de primaria, y la escuelita también podría estar invitada”.

Parece claro que ni los profes ni los chicos (y quizás tampoco los padres) van a quedarse quietos en esta segunda mitad del 2019, que recién arranca y que traerá varias jornadas para que los alumnos se diviertan y sigan aprendiendo a jugar un deporte difícil pero que hace crecer y mucho a los chicos en lo motriz, en lo físico y en lo personal.