Club Obras Sanitarias

La escuelita de básquet sigue creciendo en Obras

Si uno habla de Obras Sanitarias, quizás lo primero que se le venga a la cabeza a mucha gente sea el básquet: campeón tanto en el ámbito nacional como en el internacional, este deporte se ganó un gran lugar entre las disciplinas del club. Por supuesto, es impulsado tanto desde la práctica federada como desde el colegio y, en este caso, con una Escuelita Deportiva tanto para chicos del Instituto Obras como para quienes vienen de afuera, desde la edad de preescolar hasta los 12 años.

La actividad está dividida en tres grupos: el primero, entre 4 y 6 años, a cargo de la profesora Lara Carrizo; el segundo, entre 6 y 10, bajo las órdenes de Rosana Venticinque (también Preparadora Física del básquet femenino de Obras); y el último grupo, de 10 a 12 años, con Belén Echeverría como encargada (capitana del equipo de La Liga Femenina y entrenadora de Premini, Mini y U13 en el club). En total, hay 61 alumnos inscriptos.

LOS MÁS GRANDES DE LA ESCUELITA DE BÁSQUET

Echeverría comenzó a explicar de qué se trata esta actividad, y comentó una novedad importante que surgió en este 2019: “La escuelita de básquet está hace un montón de tiempo, yo me sumé este año, y la iniciativa es que sea mixta. Antes era varones por un lado y mujeres por otro, pero este año me sume yo y se hizo mixta. Hay gran cantidad y buena convocatoria, y esta es la base que probablemente después suba a jugar para el club”.

La lógica indica que, al tener tantas posibilidades de acercarse a la pelota naranja, los alumnos también comiencen a practicar de manera más oficial: “Hay un par de chicos que vienen a entrenar lunes y miércoles al club, hacen la escuelita de básquet martes y jueves acá conmigo, y el domingo van a jugar. Son bastantes. Un poquito menos de la mitad están jugando en el club”, indicó Belén, quien además soltó: “El deporte madre de acá es el básquet, la idea es que mediante la escuelita deportiva se puedan enganchar y subir al club y abastecer ahí a las categorías más chicas, porque esto es hasta 12 años. Muchas nenas se enganchan, y yo estoy hoy yo acá para hacer esa conexión fuerte del colegio con el club y poder trasladar chicos del colegio al club”.

Más allá de eso, la profe no pierde de vista uno de los objetivos más importantes de la actividad, que es la recreación y el aprendizaje: “Lo que se busca es iniciarse en el deporte, de manera recreativa. Es todo jugado, muy poco competitivo. Sí vamos a torneos escolares y jugamos contra otros colegios, y nos damos cuenta de que Obras tiene el mejor nivel de básquet en escuelita, porque acá realizan muchas horas. Buscamos esto: que tengan al club como su segunda casa, que puedan venir y realizar el deporte que les gusta, que a mi me encantaría que sea el básquet, y hoy es uno de los deportes que más se realiza en el club”.

Para concluir, Belén comentó sus sensaciones sobre la respuesta de los chicos a estos inicios en la actividad, tanto en la práctica como en el sentido de pertenencia generado hacia los equipos mayores: “Yo los noto enganchados, algunos un poco más apasionados que otros. De hecho, yo hoy tengo partido a la noche con La Liga y antes de cerrar la clase vamos a invitar a todos a venir a ver La Liga Femenina, al igual que cuando juega la masculina. De hecho, después durante la semana muchos me comentan: ‘Seño, te vine a ver”. Hay muchos que están enganchados, y más allá de eso creo que tenerme a mi como entrenadora y por ahí verlo a Pepo (Barral) y a algunos chicos de La Liga masculina dando vueltas es como que los incentiva más. Los ven profesionales y comparten la cotidianeidad del día, porque almuerzan en el comedor todos juntos, y eso está bueno”, señaló Echeverría, para terminar de denotar que en la institución de Núñez se respira bastante básquet, y la Escuelita no es la excepción.

LOS QUE DAN SUS PRIMEROS PASOS EN LA ESCUELITA DE BÁSQUET

En simultáneo, pero en otro playón, entrenan los chicos que tienen entre 4 y 10 años, con las profesoras Rosana y Lara como titulares, y Dalma Piri y Luana Falcone (jugadoras de U19) como asistentes. Venticinque explicó, además, la importancia de la actividad a esta edad: “En las escuelas de básquet el primer objetivo es tratar de impulsar la pasión por el aprendizaje del deporte. Intentamos que, a través de actividades acordes a la edad y a las capacidades motoras de cada nene, incorporen los fundamentos del basquet”.

Además, indicó que “se combinan actividades lúdicas con otras más específicas” para el desarrollo de los niños, y resaltó, una vez más, el valor de “hacer un deporte en conjunto”. La profesora aseguró: “El básquet suma desde lo social, la salud, el aprendizaje de valores, respeto de reglas y sentido de pertenencia, con el grupo y con el club”.

Por último, aclaró que sus categorías no compiten, aunque algunos alumnos participan de eventos, y concluyó con una referencia a la relación entre el club, con tanto foco hecho en este deporte, y el Instituto: “Tratamos de articular la escuela, alentando a los nenes y nenas a pasar a las categorías federadas, y eso es algo que este año, a mi entender, está resultando”.