Club Obras Sanitarias

Obras continúa cosechando vicotrias

Por la séptima fecha del grupo IV del torneo de la U.R.B.A, Obras tuvo que ceder la localía frente a Defensores De Glew y viajó al sur con la obligación de seguir en lo más alto de la tabla.

El tachero ganó, goleó y gustó en su cuarta victoria consecutiva, y segunda con goleada y punto bonus para los de Núñez. Fue victoria 56 a 14 en un partido donde Obras se propuso jugar más ordenado que el sábado anterior y sobretodo con más paciencia a la hora de definir, “vísteme despacio que estoy apurado” y así fue, Obras cambió prolijidad por puntos y no quiso jugar de más ni una pelota. La cabeza fría y el corazón caliente fueron claves para poder desarrollar un rugby vistoso y de gran efectividad ofensiva, la mayoría de los ataques lastimaron al rival y tanto los forwards como los backs desplegaron un juego dinámico con muy buenas destrezas individuales, técnicas de carrera y off loads que ponían permanentemente al equipo adelante.

La pareja de medios Pablo Carou y Juan García fue la gran conductora de esta aplanadora. La manejaron por toda la cancha y estacionaron donde quisieron y cuando quisieron. Sin lugar a duda, de los 9 tries que marco el aurinegro, el más lindo fue el que apoyó Fabio Sirolli para festejar su cumpleaños 35º. Nos regaló un try de otro nivel, nivel que nos tiene acostumbrados sábado a sábado, pese a tener la edad mínima requerida para integrar los equipos de veteranos. El gran Sirolli sigue dando cátedra en la primera del club.

En los momentos de adversidad es cuando se demuestra el temple de un equipo y de qué madera está hecho. Obras tiene de los dos, temple de acero y en su ADN madera de exportación. El aurinegro en sus casi 100 años de vida supo conocer la gloria máxima en varias de sus disciplinas, pero también sufrió muchos momentos de adversidad a lo largo de su historia. Lo que hace grande a la institución de Núñez es la mística que tuvo siempre para salir adelante y resurgir como el ave fénix de sus propias cenizas. Este sábado tuvo que ceder la localía del predio de Laferrere por razones ajenas al deporte y, no de casualidad, la primera jugó el mejor partido en lo que va del año y pese a esas mismas adversidades se ubica segundo en la tabla general.

Obras apuesta todo al ascenso al grupo III en el 2017 para celebrar sus 100 años de vida y quizás, si el nivel de rugby del club sigue creciendo, como lo viene haciendo, soñar con un segundo ascenso al grupo II, no parece ser algo tan lejano.

Los 56 puntos de la intermedia fueron a través de 9 tries (Nicolás Salazar 2, Fredy Ott 2, Brian Willcham 1, Ignacio Zùccaro 1, Fabio Sirolli 1, Brian Zapata 1, Bruno Genua 1) 4 conversiones y un penal (Pablo Carou).

La intermedia del club no pudo con su par de Glew, fue derrota 22 a 12. La desinteligencia del segundo equipo de Obras, la falta de concentración y errores claves en la zona de definición por parte de los ¾ prendieron la alarma de la inter que deberá resetearse para la próxima fecha, volver a tomar el manual y recordar dos principios básicos del deporte: “el árbitro siempre tiene razón” y “solo habla el capitán” de esta manera la inter podrá volver al triunfo y al buen nivel de juego que la caracterizo en la primer mitad de año. Vale destacar el buen partido por momentos de los forwards aurinegros.

Los 12 puntos de la inter fueron a través de 2 tries (Leonardo Carava y Sebastian Pogliaghi) y 1 conversión (Diego Ojeda).