Club Obras Sanitarias

La palabra de Luciano Cordeiro

Luciano Cordeiro, defensor de los colores negro y amarillo desde 1999, ex alumno del Instituto Obras e integrante del Plantel Superior de Obras Rugby, habló con el Departamento de Prensa del club. El medio scrum comentó como fue su camino por el Instituto, el club y cuales son sus sensaciones hacia lo que queda del torneo de la URBA.

-Contame un poco de tu historia en el club y tu etapa en el Instituto. ¿Cómo llegaste a Obras?
-Ingresé al Instituto en el año 1999, en primer grado. En la misma clase con muchos de los que hoy siguen jugando en el club, en el Plantel Superior. Desde chicos empezamos a tener todos los deportes, hacíamos básquet, atletismo, natación, y ahí apareció nada menos que el rugby. Teníamos rugby con el «Oso» Bonfante, quien fue, entre otros profesores y jugadores, el que nos empezó a inculcar el deporte y nos llevó a las prácticas los fines de semana. Éramos, en su mayoría, chicos del colegio que empezamos entre esos años. Yo comencé a jugar en el año 2000 y desde entonces sigo siendo parte. De hecho, con la camada integrada en su mayoría por compañeros de curso, subimos a la Primera en 2012 y conseguimos el ascenso junto a todos nuestros compañeros del plantel. Fue una de las experiencias más lindas que vivimos con el club, y lo más gratificante fue conseguir un título tan importante con amigos después de tantos años juntos. Tengo muy buenos recuerdos de la etapa transcurrida en el Instituto, compartíamos todo tipo de deportes. Algunos se destacaban en básquet, otros en vóley, pero lo más importante es que compartíamos esa pasión por el deporte. Creo que es fundamental a esa edad estar siempre acompañado y fomentar esos vínculos.

-A partir de la lesión de Julián Maidana tuviste la posibilidad de entrar en Primera y quedarte como titular en los partidos posteriores. ¿Cómo te sentís con esto y con tu lugar en el equipo?
-Julián es una baja que se siente mucho, es un jugador desequilibrante y muy afianzado en su puesto. La verdad que no me gusta tener que ocupar su lugar, preferiría jugar a su lado como lo hicimos mucho tiempo. Compartimos grado, hicimos las infantiles y juveniles en el club y todo el pasaje al Plantel Superior. Por parte del equipo me siento con confianza, se siente siempre el apoyo de todo el plantel, es un equipo muy predispuesto y contenedor. El equipo es uno solo, no hay Intermedia o Primera, la confianza que te brindan es muy buena, por lo que uno sale con otra mentalidad y energía a la cancha.

-El sábado pasado Obras pudo levantar cabeza luego de ocho derrotas. ¿Cómo ves al equipo y qué creés que hay que ajustar?
-Por suerte pudimos volver a ganar el sábado pasado y haciéndolo bien. Eso nos sirve mucho para recuperar la confianza, tanto a nivel equipo como individual. Veníamos de varias fechas sin ganar y eso se nota en lo anímico, acompañado de las lesiones y las bajas que se sufren en este tipo de deporte. Poder ganar el fin de semana generó un cambio de perspectiva, se notó en estos días de entrenamiento, ya que fueron muy positivos para volver a buscar otra victoria este sábado con Berisso. Al grupo lo veo muy bien, sólido y con una mirada firme hacia adelante. Lo que necesitamos es compromiso y confianza para con los entrenamientos, compañeros y entrenadores. Creo que todos juntos podemos remontarlo. Estas dos fechas que quedan de la primera ronda vamos a buscar mantener al equipo bien arriba para encarar la segunda ronda con los mejores resultados posibles.