Club Obras Sanitarias

El rugby visto desde el coaching

La evolución técnica es un aspecto que ha marcado el camino en el desarrollo de Obras Rugby a lo largo de estos últimos años. Mucho tuvo que ver Maximiliano Losas, quien es el encargado del coaching por tercera temporada consecutiva. Las herramientas que le dio a los jugadores para desempeñarse en la cancha sirvieron para ver hoy, con Obras metido de lleno en el Grupo III de la URBA, un sistema de juego muy mejorado.

-¿Cómo lo ves al equipo en lo que va del torneo?
-Lo veo bien. Venimos realizando trabajos desde febrero y eso se ve en el juego. Comenzamos bien este torneo, por ahora estamos en zona de clasificación. En lo personal estaba esperando con ansiedad este año. El campeonato tuvo un cambio y eso lo hace más atractivo a la hora de trabajar en la semana para verlo reflejado el sábado.

-¿En qué mejoraron bajo tu gestión en el coaching?
-Este es mi terc
er año con Obras. Lo que estamos mejorando es identificar la capacidad de cada jugador para luego, con esas cualidades, proponer un plan de acción a los entrenadores. Antes hacíamos un juego de contacto con jugadores muy livianos pero rápidos y eficaces en destrezas de pases y puntos de encuentro. Eso fue lo que fuimos evaluando. Desde que estoy, tuvimos un recambio muy importante. Se fueron muchos veteranos y tenemos un plantel superior de 51 integrantes, con un promedio de edad de entre 23 y 25 años. Y este año hay que sumar que recibimos a los chicos de la menores de 19. Los veteranos les dejaron el paso a los pibes, más allá de que Fede Badino y seis de los grandes siguen. Este mix de jugadores con experiencia y otros en formación es muy lindo. Hay orden con los veteranos y definición y explosión con la gente joven.

-Es decir que tenés un estudio exhaustivo de todo el plantel.
-Claro. En todos estos años pude sacar una radiografía de cada jugador. Se muy bien que me puede llegar a dar cada uno. Eso les sirve un montón a los entrenadores, sobre todo cuando hay rotación por lesiones u otros temas. La idea es que el nivel del equipo no baje por cambiar jugadores.

-¿Cómo se ve reflejado todo este trabajo en la toma de decisiones al momento de salir a jugar por los puntos?
-La toma de decisiones es particular de cada jugador. Lo que sí se mejoró fue el gesto técnico y la resolución. Soy de la filosofía de que hay que trabajar mucho para lograr evolucionar. Así, el jugador, cuando está en la cancha, tiene más herramientas para desempeñarse. Todo esto antes no lo hacíamos. Ahora se ve un juego muchísimo más veloz, dinámico y ordenado. Eso beneficia a nuestra calidad de jugadores. Tenemos muchos que son rápidos y con buen manejo de la pelota, y gracias a los entrenamientos de destreza, organización y roles van avanzando en la cancha. Es el juego que pretendemos para hacer retroceder a cualquier defensa que tengamos enfrente.

-¿Creés que el equipo puede alcanzar otro ascenso?
-Creo que tenemos grandes chances, tranquilamente podemos estar jugando en el Grupo II, pero como en todo deporte hay altibajos. Aspiramos a llegar lo más lejos posible. Para eso tenemos un plantel que crece día a día en lo humano y en lo deportivo. La Primera es la vidriera de todo lo que está abajo, que está creciendo y alimentando todo el esfuerzo de los jugadores. De a poco, la estructura se va consolidando. Todo eso va a hacer que podamos llegar al objetivo. Estamos a la altura de dar pelea por un lugar.

SISTEMA DE COMPETENCIA DEL GRUPO III

La categoría se divide en dos grupos de 10 equipos cada uno. A la pelea por los ascensos clasifican los cinco primeros de cada zona. En el segundo semestre del año, esos clasificados jugarán todos contra todos. Los equipos que terminen en el primer y segundo lugar ascenderán directamente, mientras que el tercero y el cuarto chocarán con el penúltimo y antepenúltimo del Grupo II para luchar por más ascensos.