Club Obras Sanitarias

El resurgir del rugby infantil

rugby-infa-2

Entre los objetivos del rugby aurinegro para 2017 se fijó el de recuperar la participación infantil. Trabajar fuerte desde las bases es fundamental para sostenerse en el futuro. Así lo considera Juan Martín Costa, quien junto al Gallego Eduardo Zúccaro, histórico coordinador de la categoría desde hace más de 30 años, y los entrenadores Luis Gianetto, Santiago Castañares, Luciano Campese y Gonzalo Pastrana, hace todo lo posible para que esto suceda.

“Sergio Pérez Scianca, el representante del rugby de Obras, tuvo una reunión muy positiva con la gerencia del club y directivos del colegio porque la idea es levantar un poco el rugby infantil a través de los chicos del colegio y de la zona de Núñez. Sin embargo, también vienen chicos de otros barrios como Caballito, Palermo, Olivos y Saavedra, así que tenemos una población bastante variada. Por eso es importante la difusión en todo ámbito”, explicó Costa.

-¿Qué me podés contar de la categoría?
-Las infantiles son lo más importante. Vengo de esa rama, de esa idea, y por eso este año me ofrecí a trabajar toda la temporada con ellos, como lo había hecho en 2015. Tengo una visión bastante positiva y optimista, porque veo que el espacio que tenemos ya definitivamente en el KDT y la autorización de poder acondicionarlo y mejorarlo está bueno, es lindo. Esto es gracias al trabajo arduo de todos los días de la gente del rugby, como el coordinador Eduardo Zúccaro y los profes que estamos. Más los padres, porque lo que se crea en las infantiles de Obras, que ha pasado siempre, es el trabajo en equipo y solidario con ellos. Se enganchan mucho con la actividad, participan y ayudan cada uno desde su lugar. Eso es mágico.

-¿Se van sumando chicos?
-Veo que cada sábado hay nuevos, que vienen por la pequeña difusión que estamos armando, y otros por la premisa que tenemos que tiene que ver con que cada uno traiga un amigo. Esto es un laburo de hormiga, uno, más uno, más uno, suman muchos. Eso hace un uno gigante. Lo veo con buena cantidad de gente, buena convocatoria.

-¿Cuál es la mejor edad para empezar a jugar?
-Creo que a los 5, 6 o 7 años los chicos empiezan a dejar de ser tan bebotes y a conocer mejor su cuerpo y dominio del mismo. Les gusta el resultado de correr para adelante y pasar la pelota para atrás, o darse cuenta que tacleando al contrario lo frenan y no reciben el try. Es la edad con la que más me gusta trabajar. A través de juegos recreativos de cooperación se trabaja muy bien todo lo que está relacionado al rugby.

-¿Cómo encaran el proyecto?
-Aparte de los encuentros oficiales que organiza la URBA en distintos clubes, por nuestra cuenta queremos armar clínicas de rugby infantil. Van a venir jugadores y entrenadores de Los Pumas, tenemos varios nombres en carpeta. Ellos nos pueden dar una mano en cuanto a información y capacitación de entrenamientos. Está bueno para que también los padres se informen y los chicos se entusiasmen cuando vean a estas figuras de renombre hablando cerca de ellos. También vamos a hacer una gira a fin de año. La idea, de acá a diciembre, es tener un número que supere los 75 chicos. Ese es el objetivo. Igual es un trabajo a muy largo plazo, pero que te da las bases para seguir vivo.

-¿En qué consiste el campamento escuela que planean hacer?
-Lo queremos llevar a cabo a fin de año en el predio de Laferrere, donde nosotros tenemos nuestra cancha y hacemos de local. La idea es que vengan algunos equipos de Colombia y Perú que están en pleno desarrollo del rugby y compartan un encuentro infantil, que se queden a dormir en carpas y organizar partidos y juegos. El centenario del club nos motivó a realizar esta actividad.