Club Obras Sanitarias

Obras entrena intensamente

dsc_6574

La natación en Obras atraviesa semanas no competitivas, buscando aprovechar al máximo los entrenamientos para perfeccionar técnica y pulir el físico. Estas prácticas son la preparación previa a los próximos Campeonatos Nacionales, con participación aurinegra en la mayoría de las categorías.

Marcelo Mustacciolo, a cargo de la disciplina, decidió aprovechar el parate escolar y de competencia para aumentar la intensidad de los entrenamientos. Allí, los nadadores buscan el mejor rendimiento, nadando alrededor de 6mil metros diarios para mejorar resistencia y técnica. “La intención es sobrecargar el tren superior para encontrar un equilibrio, porque estamos trabajando mucho las piernas”, admitió Marcelo.
Y además agregó sobre el rendimiento de Malena Corrales Petrocelli: “está haciendo un gran trabajo. Hoy es una de las 10 mejores del Metropolitano de su categoría (menores) y, con los tiempos que hizo, se ubica entre el top 10 nacional de pecho y crool, 50 y 100mt respectivamente. Como estará compitiendo en Santiago del Estero durante agosto, estamos haciendo un plan de entrenamiento especial sobre lo que será su competencia”, agregó.

Este sacrificio diario es parte importante del presente de la disciplina en el club. Y el esfuerzo por pulir detalles ocurren en estos momentos. Sin torneos a la vista hacia el cierre de julio, Pilar Vítola aprovecha al máximo: “esta etapa de no competencias la estamos enfocando en la resistencia a la velocidad, haciendo trabajos duros de distancia y velocidad al finalizar cada pasada. De esa manera, nos acostumbramos a que en las competencias tengamos un plus que nos ayuden a mantener la ventaja en el final”.
Por su parte, Macarena Carrizo remarca y agrega: “cuando hay torneos la cantidad de metros disminuye y hacemos trabajos específicos de los estilos que nademos. En lo personal, este descanso de competencias me permite entrenar más la mente, para desarrollar la resistencia física y mental al nado de largas distancias”.
En cambio, para los nadadores menores del club el desafío es mayor y consiguen disfrutarlo desde otro punto de vista. “Las vacaciones son súper importantes para mí, ya que al no tener colegio me puedo enfocar al 100% en entrenar y mejorar hasta el mínimo detalle”, profundiza Fiorella Panzone.

Obras entrena intensamente en este lapso, con una rutina de prácticas que precisan de tiempo y esmero: “la rutina se basa en entrenamiento de agua todos los días de 4 a 7pm, empezando con elongación y activación. Después de una entrada en calor, generalmente hacemos patada (en esta época más de lo normal) y luego un trabajo principal de varias pasadas (de entre 100 y 400mt) del estilo de competencia. Por último, realizamos ejercicios de velocidad para activar las fibras de contracción rápidas y un ablande. Practicamos doble turno los martes, jueves y viernes, dónde pulimos la técnica y nos desplazamos en menor cantidad de metros. Todos los días asistimos al gimnasio para mantener el estado y poder movernos en el agua con mayor facilidad”, opina Pilar Vítola.

La disciplina se prepara fuerte para enfrentar la segunda mitad del año, con campeonatos Metropolitanos y Nacionales en camino. La preparación no puede ser mejor, con entrenamientos completos y de atención hasta al más mínimo detalle, gracias a un trabajo exhaustivo de Marcelo Mustacciolo y equipo; que trabaja en pos del continuo crecimiento de Obras Sanitarias y sus jóvenes promesas.