Club Obras Sanitarias

Obras brilló en Santiago

Durante la semana anterior Obras Sanitarias se hizo presente en Santiago del Estero para ser parte del Campeonato Nacional de Junior y Juveniles, haciendo historia para el club. Pilar Vítola, Santiago Corrales Petrocelli y Jerónimo Amaya fueron los protagonistas de un torneo superador, que dejó al rockero entre los mejores del país.

SI bien en la última jornada el cansancio se hizo presente, el rendimiento de los nadadores de Obras fue superlativo, alcanzando un subcampeonato nacional, a través de Pilar Vítola. La rockera mejoró su marca en ¡10 segundos!, y alcanzó el segundo puesto de la prueba de 200 metros mariposa. La estudiante de abogacía obtuvo cuatro medallas en las cinco competencias que participó. Además de los 200, también protagonizó los 50 y 100 metros del estilo, y 50 y 100 metros espalda. “Se destacó desde el primer día, es una guerrera”, añadió Marcelo Mustacciolo.

Jerónimo Amaya fue protagonista de la prueba madre de la natación, los 100 metros libres y finalizó en el séptimo puesto de la general, superando todas las expectativas en una pileta que costó por ser un poco lenta.

Santiago Corrales Petrocelli también llegó a disputar finales en el Campeonato y cerró su participación con un sexto y séptimo puesto, en 50 y 100 metros pecho, respectivamente.

Santiago del Estero fue sede de un torneo que puede marcar un antes y después en Obras. Es que el rockero tampoco contó con uno de sus mayores prospectos, Macarena Carrizo. La nadadora fue baja de última hora por un cuadro de gripe y no consiguió competir junto a sus compañeros. “Hubiésemos estado entre los mejores 10 clubes de Argentina, que era el objetivo previo”, analizó Mustacciolo, en caso de haber tenido a Carrizo en plenitud.

Por su parte, Nicolás Levenson, Nahuel Alvarado, Ramiro Martínez (primer Nacional al que accede en su carrera) y Tathiana Pansowy también obtuvieron buenas marcas, estableciendo un claro avance en lo personal y aproximándose entre los mejores 20 nadadores de Argentina. Además, este Torneo significó la vuelta, después de muchos años, de la presencia de Obras en las pruebas de relevos. Corrales Petrocelli, Amaya, Levenson y Alvarado arrojaron un gran resultado (décimo-terceros), en una prueba en la que el rockero tuvo un promedio de edad 3 años menor al resto de los clubes que compitieron.

“Los chicos se pusieron el equipo al hombro y alcanzaron múltiples finales. La verdad que estoy muy contento con el grupo que tenemos. Los quiero muchísimo. El apoyo de todos, desde los padres, la presidencia y la gerencia apoyaron para que pueda viajar y siga el objetivo de que Obras esté entre los mejores clubes de Argentina”, dijo el encargado de la disciplina.

Obras completó un Campeonato Nacional deluxe y, con su participación, ya no deberá generar marcas clasificatorias al futuro. Los nadadores, con este rendimiento, lograron entrar en Campeonatos Nacionales mucho más importantes y de categorías superiores a las que les corresponden.

El proyecto sigue por buen camino, el rockero seguirá yendo hacia adelante.