Club Obras Sanitarias

Lo que se viene para la natación de Obras en 2020

La natación de Obras prácticamente no detuvo su actividad, y apunta a tener un 2020 tan positivo como lo fue el 2019. Su coordinador y entrenador es Marcelo Mustacciolo, quien trabaja además en el Instituto José Ingenieros. Junto a el, y como auxiliar, se encuentra trabajando durante el verano Micaela Giaccio, quien además de ser guardavidas es alumna del Instituto Obras.

«Entrenamos de lunes a sábado, de 16 a 19. Estamos haciendo entrevistas para buscar a un profesor que pueda entrenar a los más chicos, en su etapa de formación. Hay dos profes con buena perspectiva, pero empezarán recién en marzo», comentó con respecto a la actualidad de la actividad y la conformación del staff.

En cuanto a la proyección que hace sobre el 2020, soltó: «Tenemos tres nadadores con buenas marcas y con chances de estar en las finales. A fines de febrero se viene el Campeonato de la República, de cadetes (entre 14 y 15 años). Se va a realizar en el CeNARD o en el Parque Roca, con pruebas de 50, 100 y 200 metros, para mariposa, espalda, pecho y crol. Hay algunos clasificados de Obras».

Pilar Vitola y una sana costumbre: el podio.

Otra ilusión (muy real) que tiene el entrenador es la del Campeonato de Juveniles y Junior, que será a mediados de marzo: «A las finales entran solo los 8 mejores tiempos, y también tenemos chances de meter nadadores en las finales», comentó.

En cuanto a sus expectativas, destacó: «Los objetivos son los que estamos cumpliendo. Estamos muy bien Meter nadadores en las finales nacionales, con los ocho mejores de todo el país, y tener medallistas en los campeonatos metropolitanos es un gran logro», y recordó: «El año pasado obtuvimos, con Pilar Vítola, el subcampeonato nacional en 200m mariposa y en 50m espalda, estuvo muy cerca de ser campeona nacional. Además, también Macarena Carrizo logró el campeonato nacional cuatro veces seguidas y bajó el minuto en los 100m libre».

Además, Mustacciolo resaltó: «Obras sigue manteniéndose con buen nivel. Nuestra particularidad es la constancia: damos clase todo el año. Valoro y refuerzo los esfuerzos que hacen los chicos cada vez que me demuestran que pueden. Tiramos todos para adelante, es un grupo muy lindo de más de veinte chicos que trabajan con mucha fuerza y mucho apoyo de los padres».

Para concluir, Marcelo se alegró por la respuesta recibida, más allá de los resultados: «Estoy muy orgulloso de los chicos que se esfuerzan para lograr mejores tiempos. Se han pasado a Obras nadadores del Club Ciudad, del Club GEBA, de River, para entrenar, y de los nuestros todos se quedaron. Eso quiere decir que estamos haciendo las cosas bien», aseguró, y cerró: «El resultado de la medalla es valorar todo lo que se hizo antes. Y la natación requiere mucho sacrificio».