Club Obras Sanitarias

Pinzás, campeón y profesor de karate

Julián Pinzás es uno de los nuevos profesionales que incorporó Obras para este año. Junto a Franco Icasati, es el encargado de llevar adelante la Escuela Deportiva de karate, actividad que se sumó en 2016.

Como olvidar sus lágrimas y el festejo luego de lograr lo que todo atleta sueña: subirse a lo más alto del podio. Aquella noche del 24 de julio de 2015, el karateca argentino se colgó la medalla de oro en la categoría hasta 67 kg. de los Juegos Panamericanos de Toronto y tocó el cielo con las manos.

Pinzás, nacido el 13 de septiembre de 1990 en Capital Federal, practicó karate desde los 5 años, integró la Selección argentina desde los 14 y desde los 18 compitió internacionalmente todos los años, logrando medallas sudamericanas y panamericanas.

Hoy tiene un nuevo objetivo: que los chicos conozcan este deporte.

-¿Cómo surgió esta iniciativa en Obras?
-Luego de los Juegos Panamericanos, el gerente Guillermo Suriani nos contactó y comentó su interés de integrar karate a la currícula de las Escuelas Deportivas que brinda Obras. La verdad que no tenía mucha idea de lo que se hacía acá adentro, pero me encontré con un mundo lleno de deportes y me fascinó la iniciativa. Es un honor formar parte y poder transmitirle el karate a los chicos, quienes quizás nunca escucharon hablar de esta actividad.

-¿Cuál es el objetivo que se plantearon?
-El desafío para nosotros está en mezclar la parte del karate tradicional con lo antiguo y lo deportivo. En esta primera etapa estamos tratando de transmitirles entusiasmo a través de juegos divertidos para que se enganchen. Y con los que queden la idea es explotar más lo deportivo, para después integrar algún seleccionado o competir en torneos, quien te dice. Pero bueno, eso más adelante. Más allá de todo, queremos formar un lindo grupo. Estamos remándola con Franco Icasati, que es un genio del karate. La idea es captar chicos y enseñarles este nuevo mundo. Formar un grupo estable y que dos o tres tengan ganas de competir en Metropolitanos ya sería más de lo pensado para este año.

-¿Es clave captar la ola de buenos resultados, como sucedió en su momento con las Leonas, los Pumas y el básquet?
-Este es un país que se caracteriza por los deportes en equipo. Pero en los últimos años hay una buena tendencia en los deportes de combate o individuales, sobre todo luego del oro de Crismanich en los Juegos Olímpicos o de la cantidad de medallas de Paula Pareto. Creo que se está empezando a difundir y a conocer un poco más el concepto del deporte individual. Espero que estemos cerca del auge de todo este tema y explotar esta nueva faceta.

-Más teniendo en cuenta las ganas que le ponen los atletas de deportes como el tuyo y que no salen a la luz.
-Claro. Hay algunos deportes que se pierden y no se ven. Yo lo veo día a día en el CeNARD. Hay mucho sacrificio que antes quedaba aislado, pero ahora gracias a los medios llega a más casas y se pueden descubrir talentos que no se conocían.