Club Obras Sanitarias

El inicio de las Escuelas Deportivas

La temporada 2016 de las Escuelas Deportivas de Obras comenzó con todo. Por eso, Mariano Padilla, coordinador del Departamento de Educación Física del Instituto Obras, hizo un análisis inicial de esta iniciativa y fijó los objetivos primarios.

«El objetivo básico de las Escuelas Deportivas es preparar a los chicos para los deportes federados del club, no es un relleno para que los padres retiren a sus hijos de la escuela más tarde. Nuestra mirada está puesta en la promoción del deporte para que ellos adquieran las cuestiones básicas de la actividad que practican. Tenemos una articulación muy buena. A los chicos le damos una mirada del deporte real, no del virtual. Acá corren, interactúan, se caen y se vuelven a levantar», comentó.

Y agregó: «Toda esta variedad de deportes les permite a los chicos tener un montón de estímulos para que, con el paso del tiempo, se terminen decidiendo por una actividad».

-¿Cómo están este año con las Escuelas Deportivas?
-La primera evaluación es que tenemos más cantidad de chicos y hemos mejorado la calidad de los docentes. Estamos en un periodo de extender esta propuesta a toda la comunidad. Lo que queremos es seguir creciendo y que Obras siga incorporando chicos a las Escuelas Deportivas.

-Esto de jerarquizar las actividades con el trabajo de profesores como Daniela Krukower es importante.
-Lo que estamos haciendo es dar saltos de calidad. Si bien nosotros tenemos personas formadas en las Escuelas Deportivas, siempre apuntamos a una mejora continua. Estamos sumando perfiles de profesores que puedan ser entrenadores y que tengan roce con la competencia. Buscamos elevar el nivel del club desde los distintos deportes. Esto nos facilita también el hecho de que cada familia pueda entender mucho mejor la proyección de sus hijos en el deporte.

-Esto ayuda mucho a combatir el sedentarismo y la obesidad infantil.
-Con mucho profesionalismo, esta situación la tenemos detectada desde 2006. Hay registros propios y de afuera que marcan la cantidad de estímulos que los chicos tienen que tener para poder atacar lo que se llaman enfermedades no transmisibles como la diabetes, la hipertensión o la obesidad. Todo esto, que suele venir por herencia de nuestras familias, lo podemos atenuar si damos un contexto para reducirlo. Es clave que los chicos incorporen el hábito de la actividad deportiva. Esto, que lo trabajamos desde el jardín hasta quinto año del secundario, tiene su correlato en las Escuelas Deportivas.

Para consultas, informes e inscripciones, los interesados pueden hacerlo por correo electrónico (escuelas_deportivas@clubosn.com.ar) o en el siguiente teléfono: 47015968/5963 (int. 229), de 9 a 17 horas.