Club Obras Sanitarias
Especiales

100 años creciendo juntos

Obras llegó a sus 100 años de vida. Algo lejano para algunos pero que hoy para la Institución es una feliz realidad. Muchas personas han estado presentes con palabras emotivas en esta fecha tan especial. Maestras, directivos, empleados, alumnos y hasta la mascota Rocky estuvieron a puro festejo y diversión.

Tanto el colegio como el club vivió una gran jornada. El lunes 27 de marzo Obras cumplió sus primeros cien años y se vivió con mucha emoción.

Los nenes del jardín estuvieron de festejo y merendaron junto a los papis, abuelos, tíos. La gran sorpresa fue la visita de la mascota Rocky que no paró de sacarse fotos y repartir besos y abrazos a todos los pequeños.
“Cien años de sueños, de anhelos, de días luminosos y también de días nublados, pero siempre con la esperanza de volver a empezar y ver el sol brillar. Cien años donde el mundo era diferente, pero un pequeño grupo de personas tuvo la visión de iniciar “algo” que ni ellos mismos dimensionaron su alcance. No imaginaron que sus hijos y los hijos de sus hijos y todas las generaciones que vinieron se comprometerían de manera tal que decidieron que el espacio deportivo no era suficiente y soñaron con el ámbito educativo. Muchos años, muchos sucesos que se suscitaron con errores y aciertos, pero siempre mirando el horizonte para volver a empezar y crecer cada día. Pero esta historia no terminó, al contrario, festejamos felices su CENTENARIO porque OBRAS recién se inicia, porque 100 años no es nada y lo mejor aún está por venir”, dijo con mucha emoción la directora del jardín Nancy Romero.

Los alumnos de primero, segundo y tercer grado también dijeron presente en el festejo de los 100 años de la Institución y realizaron un mural y frases contando porque quieren a Obras que la mayoría fueron dedicadas al deporte y a la amistad. A su vez, hicieron una torta gigante de cartón, se prendió una velita y entre todos los alumnos de primer grado le cantaron un feliz cumpleaños bien fuerte a Obras. Para los chicos no hay nada mas lindo que festejar y cantar.

Cada persona que tuvo la posibilidad de expresar que significa una fecha de semejante dimensión fue de mucha emoción y amor por el club:

“Es un orgullo estar trabajando en Obras. Hace 17 años que estoy en esta Institución y lo siento como parte de mi familia. Es mi segunda casa, quiero mucho a este colegio, hemos pasado muchas tormentas y la luchamos siempre desde el corazón. Por eso, estoy muy feliz de este centenario y agradezco porque en muchas ocasiones han reconocido mi labor. De verdad siento que llevo la camiseta de Obras bien puesta. Felicidades para todos los que hicimos y hacemos Obras”, Lorena Orue maestra séptimo grado.

Mario Rodaro son esas personas multifuncionales que siempre están para lo que se necesite. Activo, con una sonrisa en su cara y dispuesto a ayudar en todo: “De los 100 años, hace mas de 30 que soy parte de esta gran institución. Deseo que sean muchos más porque viví y vivo grandes momento dentro del club. Tengo a mis hijas que con el hockey representaron muchos años al club. Obras es mi segunda casa y quiero agradecer todo lo que este club me dio y me sigue dando”.

Si hay una palabra autorizada es la de Viviana Onorato, rectora del Instituto Obras que al ponerse hablar del centenario sus ojos se llenaron de emoción:
“Es un año muy especial para todos los que hacemos Obras. En mi caso particular hace 30 años que trabajo en la Institución y siempre estuvimos ligados al club más aún este último tiempo. Nuestra idea es estar de festejo durante todo el año y desde ya, hacer sentir al alumnado parte de esta historia que seguiremos escribiendo”

Por último, el gerente del club, Guillermo Suriani hizo un poco de historia y contó el presente del club:

“Trato de imaginarme lo que eran aquellos trabajadores de Obras Sanitarias construyendo el club, con las limitaciones que había en esa época, con el río que estaba donde hoy almuerzan nuestros alumnos y deportistas. Desde ya hay una comunión muy intima entre club obras y trabajadores de Obras Sanitarias hoy llamado Aysa. En lo personal es una felicidad enorme, un orgullo de pertenecer a un club de tanta jerarquía”.

Suriani se refirió a la actualidad de Obras y con gran alegría manifestó: “Estos cien años nos encuentra trabajando muy duro, en pleno crecimiento desde la infraestructura, las nuevas actividades deportivas, año a año sumando nuevos deportes, en este 2017 vuelve el vóley femenino. Hay una nueva sala para el tenis de mes, continúan las artes marciales, desde ya la Liga Nacional masculina y esta temporada también La Liga Nacional femenina. Por otro lado, la escuela, con su capacidad al límite con su buen nivel de enseñanza para toda la comunidad. A su vez con una sede que se está imponiendo en Saavedra con el fútbol y también contamos con el tenis.

“Este festejo nos encuentra muy jóvenes a pesar de los 100 años”, cerró Guillermo