Club Obras Sanitarias
Especiales

Segunda oportunidad para Obras

Tras la caída con Peñarol en la primera fecha de la Liga de Desarrollo, por 95 a 93, Obras Basket irá en búsqueda de la primera victoria del año ante Hispano Americano de Río Gallegos, el martes a las 22 en el Templo del Rock. En la previa al encuentro, Francisco Barbotti y Adriano Maretto brindaron su testimonio.

“No nos conocemos con Hispano ni con los jugadores porque este es su primer año en la liga y llevan sólo dos encuentros jugados”, comenzó Barbotti. “Conociendo a nuestro equipo, sabemos lo que debemos hacer para sacar adelante esta clase de partidos”, agregó.

Como señaló el interno chaqueño, el elenco sureño lleva tres juegos disputados, todos con derrotas. En el primero, ante Peñarol, fueron ampliamente superados por 117 a 72, mientras que en el segundo, Boca hizo lo propio, por 85 a 66. El domingo se suspendió el segundo encuentro pautado ante el Xeneize, por goteras, aunque el lunes se recuperó y fue otra victoria boquense 79-56. Los números enseñan que el comienzo de los santacruceños no fue el mejor y Adriano Maretto se entusiasma con el duelo ante ellos.

“Siento que va a ser un partido muy duro, muy peleado. Tenemos que estar preparados y tratar de dar lo máximo, por supuesto”, dijo el juvenil de 17 años, quien continuó: “Todos los equipos son bastante parecidos en cuanto a nivel de juego. Creo que la intensidad y la energía van a tener un rol importante”.

En cuanto a las claves para llevarse el encuentro, ambos coincidieron en un asunto: disminuir las entregas de balón (24 en la derrota con Peñarol).

Barbotti, máximo puntaje de aquel partido con 23 tantos, agregó los siguientes puntos: “Hay que entrar con la misma actitud que el partido pasado. En ataque hay que ser prolijos y saber para qué jugamos, en defensa tener la actitud siempre. Sobre todo, hay que mejorar el número de pérdidas que tuvimos, eso es lo que nos va a llevar a mejorar como equipo».

Por su parte, Maretto resaltó el tiempo que el plantel lleva junto, y dijo que “hay que confiar en el equipo”.

“Necesitamos tener menos pérdidas que el partido anterior, estar más concentrados y defender muy duro”, aportó el base de 1,88 mts.

Si bien en los papeles el conjunto Aurinegro es ampliamente favorito, por lo poco que se ha podido observar de Hispano, la mentalidad de los chicos de Obras no cambia. Toda prueba es importante para consolidar la labor de equipo, desarrollar las capacidades individuales, y continuar explotando el talento que cada uno posee.

Todos ellos saben lo importante que es rendir positivamente en la LDD. Basta con ver a Fernando Zurbriggen, quien hasta el año pasado se encontraba con el plantel que dirige Santiago Petersen, y en la actualidad Nicolás Casalánguida lo tiene como armador suplente entre sus filas.

Otros casos son los de Luca Valussi, José María Martínez, Lautaro Berra (lesionado), Tomás Cocha y el mismo Barbotti, quienes han llegado a integrar el plantel de LNB, como premio por sus grandes esfuerzos en el equipo juvenil.

FUENTE: Pablo Nudenberg para Prensa Obras Basket.