Club Obras Sanitarias

Comenzó la nueva escuelita de teatro en Obras

En el mes de mayo de este 2019 se inició la escuelita más reciente que hay en Obras: la de teatro. Esta actividad, desarrollada los lunes entre las 16 y las 18 horas, cuenta con una cantidad de alumnos que está en crecimiento durante sus primeras semanas, y complementa lo aprendido en la materia dictada por el mismo profesor, Sebastián Saez, en la primaria del Instituto Obras. Las inscripciones están abiertas tanto para alumnos de Obras como para los chicos y chicas de afuera que quieran participar, de entre 8 y 13 años.

El surgimiento de esta posibilidad, según el propio docente, tiene sus motivos, e incluso pedidos: “Hace ya más o menos 2 años que están los chicos con la materia teatro en primaria, y a partir de eso se fueron prendiendo un poco con el tema de querer aprender cada vez más. Así surgió la idea de hacer una escuelita, como para poder desarrollar un poco más cada una de las actividades que vamos haciendo en clase”, detalló, y agregó: “La verdad que los chicos están cada vez más contentos, se nos están inscribiendo cada vez más. Eso es algo que demuestra que era un espacio que estaban pidiendo ellos mismos. De hecho, cada vez que me veían me preguntaban cuándo se estaba por armar la escuelita y me daba mucho entusiasmo por hacerlo también”.

A su vez, Saez destacó la importancia de esta disciplina en las edades de los alumnos, más allá de la parte lúdica: “Esto los ayuda a ellos a desarrollar la creatividad y la imaginación, a poder tener una posibilidad de romper esas barreras que tienen por ahí los chicos de la timidez, del miedo al fracaso. A partir de eso es que los chicos que se fueron anotando a la escuelita de teatro buscan un espacio de juego y diversión, pero en el cual aprenden a utilizar el cuerpo además, porque es expresión corporal lo que también se da en esta materia”.

Siguiendo esta línea, el profe Sebastián indicó otro punto a tener muy en cuenta: “El tema de la autoestima es algo muy importante para desarrollarlo en esta escuelita, porque justamente fortalece la personalidad, la autoestima, permite que puedas descubrirte vos mismo y el potencial que tenés en tu interior desde cualquier forma. No estamos formando actores, pero si desarrollamos algo que tiene el arte que es hermoso, que es la expresión, desde lo corporal, desde lo interno, y desarrollarse como personas sobre todo en esta edad, que les sirve mucho a ellos para afianzar su personalidad”.

Su experiencia como profesor, tanto en el Instituto como en las pocas clases que lleva esta escuelita, le da sustento a todo lo que explicó: “He notado en muchos chicos que son muy tímidos, que por ahí les cuesta mucho hacer algunos ejercicios, que a principio de año por ahí se nota mucho eso, y cuando van pasando las clases se van animando cada vez más. De hecho yo los incentivo y los estimulo mucho a que pasen a hacer actividades, a que se animen a mostrar un poco más de lo que pueden hacer, como para justamente romper esas barreras. La evolución de los chicos se nota mucho y a mí me pone muy contento. Es animarse a jugar con el cuerpo, con la imaginación, y armar personajes. Yo trabajo mucho sobre la cuestión de mimo, de clown, técnicas de improvisación, y técnicas y juegos teatrales, en los que ellos puedan divertirse y aprender desde el teatro, desde el arte, a expresarse de otra manera”.

Por último, el docente concluyó que “es un espacio para la creatividad y para divertirse sobre todo. Hay mucho juego y exploración desde lo interno y lo corporal también, es para que todos se animen a jugar”, casi como una invitación a que, quienes quieran, puedan sumarse. “Vengan todos a divertirse”, cerró, reforzando la idea central de esta nueva escuelita de Obras.