Club Obras Sanitarias

Obras sigue a pie de cañón

Por la octava fecha del grupo IV del torneo de la U.R.B.A 2016, Obras cosechó su quinta victoria consecutiva, frente al Club Atlético Porteño en San Vicente por 29 a 12. De ésta manera, se ubica tercero en la tabla general de 16 equipos, a siete del puntero e invicto Old Georgian y sólo a uno del segundo, Ezeiza R.C, rival con el que se medirá en la próxima fecha en el predio de Laferrere.

Lo de Obras ya es cosa seria y quiere poner la aurinegra en lo más alto de los torneos de la Unión de Rugby de Buenos Aires a puro sacrificio y corazón. Desde el comienzo del partido el equipo de Núñez dejó en claro a qué salió a jugar y cómo construyó su victoria. En la base de las formaciones móviles desplegó un juego dinámico y veloz. Por momentos, se encontró al límite de perder la pelota, pero en ese límite estuvo la diferencia y la jerarquía de la visita. Obras movió la pelota de punta a punta y sorprendió a Porteño que quizás esperaba un juego más cerrado y de batalla por el lado de los forwards. El equipo evoluciona fecha a fecha y demuestra que tiene más de un plan de juego en su pizarrón, según el rival de turno, esto lo vuelve impredecible y más fuerte en ataque.

Los backs fueron los protagonistas esta vez, marcando 3/4 tries que apoyó el aurinegro. Pablo Carou, el medio scrum de Obras, fue el cerebro del equipo. Además de su efectividad a la hora de patear a los palos, metió 3/4 en conversiones y un penal, manejó ese juego desplegado y veloz con gran determinación y frialdad. También comandó la defensa de los forwards que taclearon todo lo que tuvieron en frente durante los 80 minutos, en este aspecto se destacaron Brian Zapata y Bruno Genua, el hooker y la tercera línea que se mantuvieron muy firmes impidiendo el ataque del in-goal visitante.

 

Los 29 puntos de la Primera fueron a través de cuatro tries (Luciano Cordeiro, Emiliano Benavente, Brian Willcham y Gonzalo García), tres conversiones y un penal (Pablo Carou).

 

La intermedia volvió a perder: esta vez fue 29 a 12, resultado invertido de la primera, con un plantel que todavía no recuperó los lesionados, sufre muchas rotaciones y eso se refleja en la cancha. No le faltó actitud, pero sí claridad en los ataques. Muchos errores de manejo fueron la consecuencia de esta derrota que sirve para doblegar el trabajo en la semana, volver a ordenar las piezas y encontrar la identidad del segundo equipo de Obras.

Los 12 puntos de la Intermedia fueron a través de dos tries (Rafael Arbues y Jorge Cardoso) y una conversión (Diego Ojeda).